Guaje

…………………………………………..

La primera vez que vió,
en Gijón,
el césped de El Molinón
era un guaje, apenas nada,
pero ya olió la jugada:

mara-villa-ría al mundo
en Viena y Johannesburgo
y volvería a amargar
el adiós de Van der Sar
con un tiro por la escuadra.

…………………………………………..

Anuncios